Logopedia infantil en atención temprana

La Logopedia es la disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, manifestados a través de patologías y alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición, la deglución y las funciones orofaciales, tanto en población infantil como adulta.

En nuestro centro MarBel, atendemos a las necesidades comunicativas, estimulamos el desarrollo del lenguaje y del habla, trabajando para detectar lo más tempranamente posible las dificultades que puedan darse y poder atajarlas con las medidas terapéuticas adecuadas.

Las dificultades más frecuentes que podemos encontrar en niños que están en un periodo de formación y crecimiento de la comunicación y el lenguaje (entre los 0 y los 72 meses) son: retraso simple del lenguaje (desfase cronológico en la adquisición de las distintas etapas lingüísticas), trastorno específico del lenguaje (se aprecian patrones que no siguen el normal desarrollo de la comunicación y el lenguaje), mutismo total, selectivo o electivo (desaparición total o selectiva ante ciertas personas y/o situaciones), deprivación ambiental (código lingüístico restringido a la comunicación concreta e inmediata), retrasos articulatorios/fonológicos (alteración fonética que se produce por inmadurez en las habilidades motoras, perceptivas y discriminativas del habla), dislalias (fallos en el punto y modo de articulación de los fonemas de origen funcional), tartamudez (alteración de la fluidez caracterizada por repeticiones de sílabas y/o palabras, bloqueos…), taquilalia (habla excesivamente rápida y precipitada que provoca repeticiones y omisiones), disfonías infantiles (alteraciones en la intensidad, tonalidad, timbre y duración de la voz) y torpeza motora en los órganos bucofonadores (falta de tono, destreza y/o control voluntario de los órganos nombrados, que repercute directamente en la producción articulatoria).

¿Cuáles son los indicadores de preocupación más frecuentes entre los papás?

  • Niños entre los 4 y los 12 meses que no se comunican (no miran, no señalan, no usan gestos, no imitan, no prestan atención a las voces ni reaccionan ante ellas).
  • Niños que alargan el lenguaje gestual más allá de los 2 o 3 años (sin que se justifique por causa auditiva).
  • Niños que entre los 18 y los 36 meses no dicen nada, hablan poco, “en su idioma” o sólo dicen algunas palabras.
  • Niños con 3 años que no hacen frases o presentan un lenguaje telegráfico (utilizan una sola palabra como una oración).
  • Niños que a los 3 años y medio presentan errores de pronunciación que comprometen la inteligibilidad del discurso.
  • Niños que prolongan su jerga más allá de los 3 años.
  • Niños entre 5 y 7 años con problemas de articulación que se trasladan al lenguaje escrito cuando comienza el aprendizaje de la lecto-escritura.
  • Niños que, cuando no les entienden, sufren enfados, rabietas, frustración o incluso se muestran agresivos (empujan, pegan…).
  • Niños que muestra desinterés por la comunicación, la voz o el lenguaje.
  • Niños que no tienen deseos comunicativos o sólo hablan con personas muy allegadas.
  • Niños que han pasado por muchos episodios de catarro y/o infecciones de oído sucesivas.
  • Niños con problemas auditivos detectados tardíamente o con audífonos.
  • Niños con mala colocación o interposición lingual o labial, respiradores orales, con alteraciones en los órganos fonatorios (paladar, dientes, labios..).
  • Niños con repeticiones silábicas en el inicio, medio de la palabra…acompañadas de sudoración, bloqueos, mecanismos de compensación (guiños, gestos), evitación de la palabra y antecedentes familiares de tartamudez.

¿Alguna duda?

Nombre (*):

E-mail (*):

Teléfono (*):

Mensaje:

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad

Escribe el texto captcha